12.8.17

Los Normales - Cita 15


Cita #15 




 8 de Octubre

Lo stalkeo.
Intento dormir y pienso en él, en la posibilidad de ser su novia.
Pero sería meterme en quilombos. No lo soporto mucho a Humberto, no combinamos. Sería como ser la novia de Juan Cruz Bordeu ponele. Esos pibes que sabés que van a estar con 158 minas por día y te lo tenés que bancar, bueno no se si Juan Cruz Bordeu es así pero uno se lo imagina así.
Esos pibes raros, que te hacen sentir bien y al mismo tiempo, mal con vos misma porque no sos lo suficientemente linda o flaca como son las demás en tu imaginario. No se si sería feliz.
Tengo que ir a terapia.
Pero igual me gusta.
Me lo tranzo en mi mente.
“Basta Humberto quiero dormir”, le digo.
Estoy medio psicotizada de nuevo porque Humberto en mi mente se me queda mirando, y de golpe estamos en su cuarto. Cambié la locación así de rápido.
Nunca fui a su cuarto, pero lo hago parecido al de mis padres.
Dale boluda dormite.
Me dice “Quedate a dormir boluda” y pienso qué raro que me invite a dormir, no está su novia?
Ahora estamos en la terracita. Nos reimos, está fresco pero yo tengo puesto un vestido azul re lindo y no quiero arruinarme el outfit poniendome un saco.
En la terraza nos reimos y me dice “Me enteré que te separaste”
No entro en pánico. No es que pienso que ahora que sabe la verdad va a salir corriendo. No se por qué estoy tranquila.
“Aha, y vos como andás?” Le digo.
“Bien, bien…me separé” me dice.
Tiendo a abrazar a la gente que me cuenta que se separó, pero él es Robocop. Iceman
Le toco la rodilla y le digo “Uh”
Basta boluda dormite.
Ahí entiendo su invitación a quedarme a dormir.
Estamos de nuevo en su cuarto. Nos acurrucamos para dormir y somos cariñosos.
Yo mucho no. Trato de cuidarme porque sostengo un cartel en mi mente que dice “Robocop boluda Robocop”.
No puedo ser su novia. Es Iceman, no puedo ser novia de Iceman porque sería un quilombo. Yo a la larga sería yo misma.
Además qué tipo de relación tendríamos?
No le digo todo esto, o sea, soy yo pensando esto adentro del pensamiento que estoy teniendo de nosotros en la cama.
Es el pensamiento del pensamiento, pero él me escucha con su mente porque ahora ya no nos comunicamos hablando, nos comunicamos por telepatía.
Humberto me responde con su mente que podemos estar juntos y se sonríe. Seco. Eso solo me dice.
Yo le digo por telepatía “Y pero boludo qué vamos a hacer? Nos ponemos de novios, al tiempo vos te pudrís o yo me pudro, dejamos de coger, buscamos otra gente afuera, nos enamoramos de otra persona y terminamos nuestra relación?”
Se sonrie. Lo de “o yo me pudro” es obvio que se lo digo para no quedar tan pelotuda.
“Se cómo sos, boludo”
“No no soy así”, me dice.
Pienso un poco, y no me preocupa mucho lo de la otra gente. Qué se yo. Se cogerá a otras minas, todo bien.
“Todo bien boludo, seamos libres. Hagamos eso. Tengamos una relación de pareja libre. No vivamos juntos, salvo que venga una crisis y tengamos que achicar gastos. Cada uno puede hacer lo que quiere. Sólo tengamos cierto cuidado.”
Me da celos. No se si me convence tanto.
Basta dormite!
Que te hacés la libertina si sos convencional.
Soy re convencional pero se que todo se termina en un momento, boluda. O conocés a alguna pareja que no se haya separado y que no sean tus padres?
Basta dormite!
Lo abrazo en mi mente.
Me habré comunicado con él? Le habrá llegado todo este diálogo mental?

Me despierto, agarro el ceular porque no me sonó la alarma y tengo mensaje de Humberto: “Ey cómo andás?”
Fuck. Voy a llegar tarde al laburo.
Salgo corriendo y en el subte le respondo: “Ey, cómo va?”
Me responde al toque “A las 7 estaría bien hoy”
Es cierto que lo nuestro es cada vez más freak.
No puedo hoy. Tengo una reunión y tengo que acelerar el laburo que estamos haciendo pero no quiero decirle nada sobre eso porque va a sonar a excusa.
“Mejor mañana” le digo.
“O tipo 4 y media no?”
Qué forrazo. Tironea para que las cosas se hagan como él quiere.
No respondo y al toque me dice “Tenemos que apurarnos con el laburo”
Sí ya se que nos tenemos que apurar, pero será cierto que es laboral, o es una mentira para disimular?
Tendríamos que tener algún código para definir posta si es laburo o es coger, pero cualquier cosa que le pueda decir al respecto de “definir” le va a caer de intensa y de conflictiva.
Humberto es un robot, no debe cogerse minas conflictivas, solo debe coger con minas frías como él.

Voy pensando en abrazarlo, pero nunca me pongo romántica con él, así que ahora lo veo y de nuevo solo decimos HOLA, sin beso, sin nada.
Pasamos 20 minutos hablando de laburo, con la compu abierta.
Hablamos por teléfono, imprimimos una carpeta, la chequeamos, enviamos el PDF al cliente.
De golpe me dice: “Bancame un segundo”
Se va.
Me parece que tengo sueño. No se qué onda hoy, no se cómo me siento realmente con todo esto.
Capaz mejor me voy.
Humberto vuelve a los 10 minutos.
De la nada me dice: “Bueno vos cómo andás?”
Me abraza desde atrás.
Estoy dura. Toda esa imagen romántica que tuve en el sueño, es al pedo porque no sucede.
No se por qué. No se si es 100% mi responsabilidad. O si es un 50% - 50%, o un 20% - 80%.
Me levanta de la silla o me levanto yo, no me doy cuenta, y le digo “Que me decías del laburo?”
“Después te cuento”
Ok.
A coger.
Caminamos un toque hasta un silloncito de un cuerpo pero prefiero el otro sillón que es más tipo cama.
“Qué onda ese sillón?” le digo.
“Vamos”me dice.
Cogemos, de una.
Tipo pasión mezclado con porno pero de un tipo de porno que descubrí en una página y que está buenísimo porque no son esas minas bronceadas de uñas largas, ni esos chabones todos trabados de gimnasio. Era más tipo esto que estamos haciendo.
Me pongo muy en clima. Me chupa todo el cuerpo y siento que dios finalmente existe y dios es la pornografía que estamos haciendo.
Quiero acabar, pero de repente me da un poco de tristeza todo esto, y triste me desconcentro.
Pero este pibe me pone más high que nunca nadie y de golpe me dice: “Boluda me re calentás”
No le digo nada. Quiero decirle que ayer me re costó dormirme porque me la pasé pensando en él y en la posibilidad remota de ser novios, pero que al final tuve una conclusión muy adulta: no podemos ser novios.
Podemos ser amigos, pero no novios. Amigos que cogen.
No me sale decirle NADA.
Cambimos posición, se acuesta y me dice algo que creo que es “VENI”
Voy arriba yo ahora, y de golpe me olvido de la tristeza y me meto en la escena porno que estamos filmando para ninguna cámara, pero espero que me quede grabada en la mente porque está buenísima.
Estoy perdiendo control. Dios mío.
Me caliento tanto que ya me olvido del problema acabar/no acabar, no me importa, le quiero dar un beso porque lo que más me gusta de Humberto es la boca.
Pero no le quiero pedir un beso porque quedaría romántica y de golpe, me encaja un beso él.
Dios.
Todo porno descontrolado ya
“ME RE CALENTAS BOLUDA”
“VOS TAMBIEN” le digo pero sin dominar lo que estoy diciendo y siento que conectamos como nunca en la vida. Qué peligro todo esto.
“Pará que me vas a hacer acabar” me dice y no sólo no paro sino que sigo más.
Pero me entra el miedo a que se rompa el forro o pase algo y le digo mientras no paro: “Si vas a acabar, avisame así salgo por las dudas”
“Ya acabe boluda”
Uh.
Uh. No! La puta madre.
Estoy muy caliente y la mente tarda en reaccionar.
Estoy pelotuda.
Mirá si se rompió el forro.
Me acuesto al lado.
“Acabaste adentro???”
“Acabe acá adentro boluda, tranqui” me señala el pito, con el forro puesto.
Le miro el pito con el forro.
Le agarro el pito para comprobar que lo que veo no es una alucinación OK EL PITO TIENE FORRO.
No es un holograma, no estoy soñando, ni inventando realidades tipo como cuando sueño despierta.
OK ME CALMO.
ESTOY OVULANDO PERO ME CALMO, ME CALMO.
Humberto queda tirado ahí al lado mío y yo también.
Es como acabar esto que me pasa con Humberto.
Quedamos agitados.
Dice algo que lo escucho como “Boluda, me cagaste”
Qué dice que lo cagué? Ay no entendí qué me dijo.
“Qué?” le digo.
Pero sigue hablando tipo balbuceo porque está tirado en la cama, como cansado de haber cogido, y ahora le entiendo “Que me cambiaste el ritmo, nena”
No entiendo.
Balbucea:”Me venía aguantando”
Está medio inmóvil. Se cansó posta. Y yo estoy para correr una maratón.
Le doy un beso? Lo abrazo?
No entiendo mi cuerpo.
Quedé como si hubiera acabado pero sé que no acabé. O acabé? No, no.
Encima me da ternura, y le quiero dar un abrazo, y que hagamos una escena de amor.
De repente me viene el llanto.
Lloro.
Disimulo, esta vez no quiero que se de cuenta que estoy llorando, y me doy vuelta.
La vez pasada me daba igual, hoy no quiero que se de cuenta.
No puedo llorar siempre.
Lloro y escucho que se sonríe con sonido.
Lloro unos minutos más.
Él se levanta de la cama.
Se me pasa, me levanto.
Me paro al lado de la cama para agarrar la ropa y me agarra el culo que todavía está sin bombacha y me dice “AY ESE CULITO”
Disimulo y sonrío pero me cae rarísimo porque lo vivo como un momento medio de amigos, o de novios. Como si fuera un mini-momento de ternura.
O sea no es tan robot?
 “Che, oime.. posta comprobaste que todo bien el forro no?”
“SI BOLUDA, TODO BIEN”

Voy al baño. Cuando salgo, Humberto ya está de nuevo en la mesa, con la computadora abierta.
Ah bueno, está bien, hay que trabajar.
La reunión dura 10 minutos más.
Quiero coger de nuevo.
Y si le digo de coger de nuevo?
Por quésiempre hay que coger una sola vez, o la cantidad que él quiere!?
Humberto deja subiendo unos archivos al Dropbox, no le digo nada y al final me voy.

Vuelvo a la oficina y me paso lo que queda del día laburando.
Saco tres proyectos que tenía atrasados.

Coger con él me pone productiva.





No hay comentarios:

Publicar un comentario