Adolescente a los 40 - 4. La intención de herir




Abro la app para descargar videos y subir un Picadito.

Scrolleo y veo un video de Ivana Nadal que se llama LA LECHUZA ANUNCIA LA MUERTE DE MI EGO.

LA LECHUZA ANUNCIA LA MUERTE DE MI EGO necesito anotarlo para un texto. 

Doy play: “Ayer fue un día bastante complejo, pasaron diferentes situaciones que lograron sacarme de mi centro. Y yo lograba justificar ese hecho diciendo que estaba cansada, que había dormido mal y que había actitudes que me sacaban de quicio y que eso estaba bien. Es amor propio también enojarse. No lo juzgo. Simplemente me gusta observar mis momentos de oscuridad cuando estoy llena de luz. Siento que ahí estoy lista para mirar el momento desde afuera, y ayer pude ver la situación sabiendo que me falta un toque de amor propio. Me fui a dormir diciendo GRACIAS, que todo estaba bien y bueno algunas cosas que me digo antes de dormir para no tener pesadillas. Se los recomiendo. Y hoy cuando me desperté fue un día completamente diferente. En todos los aspectos. Me desperté antes de la alarma que eso ya me parece hermoso porque cuando suena la alarma, algo me molesta generalmente. Y pude desayunar tranquila. Fui a hacer trámites muy importantes para mi progreso en muchos aspectos pero principalmente más allá de que fue un trámite económico, digamos, para mí cada cambio que voy haciendo es libertad. Es un cambio, o sea, es un paso más hacia mi yo libre. Mi ser. Y justo un ave azul en este momento en la tele. Gracias. Considero el azul como el color que representa al arcángel Miguel así que gracias por eso. Y un ave la libertad absoluta, así que espectacular. Y aparte es un grafiti en una pared que también representa muchas cosas que vienen de mi sueño que se está haciendo realidad. Jajaja increible. Sacaría una foto para que puedan ver lo que está pasando en este momento que estoy grabando este video. Bueno gracias. Y a lo que quería llegar transmitiendo estas palabras, que algunos puede entender porque les tocó aprender el mismo idioma que a mí, y otros por ahí no tanto pero si llegaron acá, el mensaje es que entiendas, o quizás que te permitas observar después de pasar un momento de oscuridad y que sientas la raíz”

Pongo stop y lo descargo.

Miro otro perfil y es una mina con el pelo rojo y la boca muy pintada de rojo con una sonrisa demasiado amplia que dice “Hola preciosas, bueno hoy vengo solo a recordaros algo muy basiquito, muy esencial pero que se nos olvida sobre todo en estas fechas y es que el chocho huele a chocho, si? jiji” Lo descargo.

Entro a otro perfil: Una madre, según su bio, con conciencia que dice “Eso lo aprendió nuevo en el jardín. La intención de herir. El decirme a mí FEA, si no hacés lo que yo quiero te digo fea, como sabiendo que a una le puede doler porque a ella le dijeron fea y yo prefiero que le digan boluda. Porque boluda no significa nada. En cambio el fea le duele y ahora está todo el tiempo diciéndome ‘¿mamá estoy linda mamá estoy linda?”

La hija la mira y también sale en cámara. Descargo.

Vuelvo al perfil de la de pelo rojo y boca demasiado sonriente y doy play a otro video. Está con una remera que dice VULVALIDAD. “Hola soles bueno lo prometido es deuda y hoy estoy aquí para contaros sobre mi proceso de raparme la cabeza. Llevo diez diítas pelada, me rapó mi hermana y desde ese día estoy disfrutando de un montón de tiempo libre que antes le dedicaba al pelo, un montón de comodidad y muchísimo menos acoso callejero” Descargo.


Me pongo a subir todos estos videos y le escribo un mail a Liliana. 

No puedo seguir postergando. Necesito decirle que no quiero ir más. El trauma que me generó pensar en su concha depilada y su PH Neutro no tiene vuelta atrás.

Voy a tener que ir a la psicóloga para sacarme el trauma de la psicóloga.


Entro y salgo de Gmail porque no puedo.

Vuelvo a abrir instagram a ver como va la subida del Picadito y veo que tengo mensajes para leer.

Una chica. Abro mensaje y dice “FacultaDDDDDDE MujerEEEE” respondiendo a la storie de una que habla poniéndole una e final a todo.

Otra chica. Abro. “Esta mina es peligrosa!” sobre la storie de Ivana Nadal.

Abro dos más: un pibe con el que vengo conversando sobre los instagramers y casi siempre me pasa perfiles nuevos. En el mensaje me manda un reel. Lo abro y me lo envío al chat conmigo misma que se llama Picadito. 

Y el Hegemónico.

Abro su mensaje y es un “No lo puedo creer” sobre el video del chocho huele a chocho.

Le respondo: “Ese perfil es un viaje de ida” y el mensaje ni bien lo mando aparece visto.

UY ESTÁ AHÍ ONLINE.

Me responde: “¿Te cruzo en algún lado? ¿Podríamos tomar un café no?”

AY

Le respondo: “Siempre pienso que es clarísimo que estoy en pareja pero se ve que no 🥴”

Qué sé yo. Es rarísimo si le digo que sí o si me hago la boluda.

Uy quedé para el orto parece que estuviera enojada.

Me responde: “Yo también estoy en pareja. Te dije un café, no una inspección a tu voz uterina”

Tiramos muchos jajaja.

El picadito ya tiene código porque hoy no subí a la de la voz del útero pero ambos sabemos de qué estamos hablando.

El Hegemónico me vuelve a escribir: “Igual tranqui. Esto de la intermediación digital es rarísimo. Ni sé qué hago yo proponiendo un café por instagram. No me des pelota”

Le tiro unos emojis de carita sonriente y el responde con emojis en la misma línea.

Me vuelve a escribir: “Te mando audio un segundo”

AIA. ME DA IMPRESIÓN EL AUDIO DE DESCONOCIDOS. Bueno a ver que mande!. Ya me dieron ganas de escucharlo.


Aparece el audio y doy play: “Me pasó a partir de la pandemia que empecé a hablar como estos boludos que subís vos a tu picadito, no mentira. Pero sí. Por ahí digo che, nos tomamos un café cuando veo a alguien que me parece interesante. Qué se yo, yo no te conozco, no tengo idea de quién sos pero tomamos un café, por ahí podemos compartir, o ayudarnos no sé, entre lo que haces vos, lo que hago yo. Pienso que quedamos todos medio rotos y que no nos conectamos tanto. Vos sos una eminencia de la conexión FAAAA. y estás haciendo esta especie de programa de televisión en Instagram… pero bueno nada. Como que lo tengo que aclarar porque sino queda como que”

SE CORTA EL AUDIO.

QUÉ ES ESA VOZ 

QUEEEEEEEEEEEEEEEEEE ES ESA VOZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ


Vuelvo al perfil del hegemónico. En las últimas 5 fotos que posteó parece 2 personas distintas. Ambas personas MUY HEGEMÓNICAS.

Dios mío pero esa voz. ESA VOZ.


Me manda otro audio. Doy play: “No sé hasta dónde llegan los audios en Instagram. Lo que te decía es que lo tengo que aclarar porque sino evidentemente por como me lo dijiste que vos según lo que pensas queda claro que estas en pareja, QUÉ SÉ YO SI QUEDA CLARO O SI LO TENÉS QUE IR ACLARANDO, viste? ¿Por qué la gente tiene que saber o no saber? Y evidentemente se te deben tirar chabones y yo debo haber sonado medio zarpado así que perdón. Te mando un beso”


ME VUELVO LOCA QUÉ ES ESTE AUDIOOOOOOOOO

Y QUÉ ES ESE “TE MANDO UN BESO”


Dios quedé re mala onda.


Le respondo: “Tranqui. Yo por ahí fui por el lado obvio sin eufemismos. Soy un camionero”


Quiero ser un señor de 60





Me despierto y automáticamente hago un listado mental de todo lo que no hice y tengo que hacer. 

Y los gastos que tengo que afrontar.

Y las cosas que hice o dije y que me dan cringe de mí misma. Basta no voy a decir más cringe. Mi generación dice VERGÜENZA AJENA. 

¿Por qué mejor no me hago un listado de las películas que quiero ver? 

Gracias inconsciente sos un amigazo.

Me quiero petisuisse como dice soyunapringada, pero no lo haría porque me da miedo la muerte, claro.

Igual me daba más miedo a los 19 que ahora a los 46 ¿será resignación porque estoy más cerca?


Salgo. 

Con 34º porque quedarme o irme me da igual de ganas de petisuisse.

No porque sea domingo. Odio eso de deprimirse los domingos, no se cuál es la diferencia. SI TOTAL ES LO MISMOOOOOOOO como el chiste de e a la equis.


Camino por Callao y de golpe cuando estoy llegando a Tucumán me cruzo con Batista.

Batista y 3 señores más.

Casi lo freno para decirle BATISTAAAAAA pero para qué si la vida igual no tiene sentido. 

El fútbol menos. No me importó lo del mundial. 

Me dejó de importar en el ‘94 cuando la enfermera yankie se lo llevó al Diego. 

Tampoco antes me importó tanto pero es que el mundial y su efusividad lo asocio con mi primaria por el mundial ‘86 y con mi secundaria por el ‘90.


Quiero ser un señor de 60 y pasear con mis amigos por Callao. 

Si fuera Batista no tendría los problemas que tengo. 

¿Diosito por qué no puedo ser un señor de 60 con un poco de plata como para disfrutar la vida?. No millonario porque sería mucho para mí, pero alguna “renta” tranca que me permita vivir y estar con amigos tomando cafecito. 

MIS ASPIRACIONES: salir a tomar cafecito. El nivel.


Roommates - Fragmento

 





Lo filmo cantando canciones de The Smiths. Las más depresivas. No salimos en todo el fin de semana.

 

Ya en este punto siento que no está bien todo esto, pero no puedo dejar de querer estar 24/7 con Juan. Pasé de sentir solo desesperación física a sentir desesperación emocional. O sea, quiero que estemos unidos POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE por algún órgano como los siameses, o para que no sea tan riesgoso para la salud: unidos por un brazo.

Que compartamos el brazo izquierdo mío con el brazo derecho suyo, así puedo dibujar.

Que sea operable pero que por ahora no nos operemos. Más adelante veremos.

Es insano ya.

Esto no es amor, lo sabés.

 

Jueves.

Pasan dos meses desde el día de “¿Querés ser mi novia?”

Durante la semana dormimos mitad en el estudio, y mitad en la casa de Juan con sus padres en el cuarto de al lado, pero hacemos tiempo en Romario hasta que cierre así llegamos después de la 1 y media cuando los padres ya estén acostados.

En la semana no voy ni un solo día a mi casa así evito tener a mis padres de roommates.

Me deprime, no puedo.

Los fines de semana nos vamos al consultorio de su padre, porque en mi estudio se queda la madre de Lola.

Somos gitanos nómades pero quiero estar con él todo el tiempo.

Y que cojamos, obviamente.

No me importa que tenga que ser en silencio.

No me veo con ningún amigo, ni amiga, no laburo, no hago nada en todo este tiempo.

No voy a recitales indie con las cools ni salgo con los Cristos.

Nada.

Sólo me cruzo a Lola en el estudio, un poco, porque cuando me despierto ella ya hace horas que está trabajando.

No me entra ni un solo peso en todo este tiempo.

Seba me escribe y no le respondo.

No le respondo a nadie.

La guita se me va en el alquiler del estudio, papas fritas de paquete, halls cream y tampones. Me alimento como el orto.

Me duele todo porque en el consultorio del padre seguimos durmiendo en la alfombra en la pseudocama que arma Juan con almohadones, pero está todo bien con eso porque lo único que quiero es estar con él todo el día.

TODOS LOS DÍAS.

No me importa que no me entre ningún laburo.

De hecho, mejor, sino voy a tener que trabajar y no voy a poder estar con él.

Voy a casa, mi madre me pregunta si estoy bien y le digo que sí, que estoy perfecta.

Sé que esto no es normal. Pero tengo miedo de perderlo.

ODIO la pérdida como concepto. LA ODIO.

Igual sé que si tengo miedo a perderlo, lo voy a terminar perdiendo por eso de que “si pensás mucho algo, se te cumple”. Entonces trato de pensar en positivo pero todo en mi mente es apocalíptico.

Si me deja, no voy a poder vivir sin él. Nunca. Ni sé cómo hice para vivir sin él antes de conocerlo. Antes de Juan no hubo nadie. Punto. Rolando y Ernesto, las pelotas.

 

 

Viernes.

Arreglamos para encontrarnos después de terapia.

Amanezco en el estudio porque Juan se fue antes de dormirse a las 10 de la mañana.

Duermo de 10 a 14.

 

 

 

 

 

 

Roommates - 3. Capaz es un Rolando

 



#Roommates - Fragmento

.

Que piense lo que quiera de mí. Que piense que soy una densa, o que gusto mucho de él, me chupa un huevo.

 

Voy al Sturbucks del Village y me quedo esperando a que se hagan las 9:30.

Le mando un mensaje a Lola “Hoy me veo con Juan, vamos a ver qué onda”

Lola me responde “¡Boluda! Si querés andá al estudio con él, ¡obvio!”

No le confieso que ya fui.

 

9:20 me llega un mensaje de Juan: “¿En vez de a las 9:30, puede ser a las 10? Vi que la peli empieza 10:15”

No le gusto.

“Dale, tranqui, voy sacando las entradas”

10:08 llega Juan corriendo.

Nos sentamos.

Qué se yo, obviamente el pibe ya me gusta.

No es un Rolando. Tampoco es un winner como Ernesto.

No sé qué es.

Algo extraño tiene. Me angustia un poco la duración de sus silencios, pero por ahí me viene bien para manejar mi verborragia. O me hace peor porque si no habla él TENGO que hablar yo.

Arrancan las publicidades y de golpe: ROLANDO.

Rolando en la pantalla del cine LA CONCHA DE SU MADRE.

Lo miro a Juan de reojo para compararlo con Rolando.

Es lindo.

Es re lindo boluda, seguro tiene un millón de minas a sus pies y está acá con vos, le debés gustar mínimamente.

 

La película es sobre una separación en tono comedia. Pero igual ES UNA SEPARACIÓN.

La protagonista viaja a visitar amigos y se pasan el fin de semana con el novio y los amigos. Se pelean por boludeces y en un momento barajan la posibilidad de separarse. Bah, ella la baraja. Ay, se me estan cayendo las lágrimas. Qué mal, no puedo llorar con este pibe. Ni me conoce, va a pensar que cualquier pelotudez me hace llorar.

Cualquier pelotudez me hace llorar, sobre todo la posible separación de los personajes que no me lo esperaba porque es COMEDIA.

Lloro.

Los protagonistas al final siguen juntos y me da más depresión aún porque ella dice un monólogo recontra neurótico sobre lo difícil que es estar en pareja, con el que me identifico, sólo que en vez de mandarlo a cagar se queda con él. Salva la relación. No se separa.

Ay. ¡¡¡¡¡Yo no pude evitar la separación!!!!

Lloro con congoja.

Qué película del orto.

 

Prenden las luces y Juan me mira.

“Jaa, ¿lloraste boluda?”

“Seee que se yo, soy muy boluda”

 

Salimos.

Me parece que está todo bien, aunque por lo bajo siento algo raro.

Pero no sé bien qué es.

Es lindo.

No me voy a enamorar porque no me conviene enamorarme justo ahora.

 

Llegamos al estudio.

Nos sentamos en el sillón y hablamos.

No sé si hay tensión sexual, pero estoy cómoda y charlando se hacen las 4.

Se me sube a upa el gato de Lola.

Acaricio al gato y charlamos. No sé si estoy hablando mucho, pero si este pibe no avanza voy a tener que seguir hablando. No sé avanzar yo.

 

Ahora son las 6 y media.

Tengo sueño.

¿Y si le hago la estrategia de tirarme en el sillón haciéndome la dormida así entiende que me tiene que dar un beso?

Bostezamos los dos. Sigo hablando y empiezo a recostarme en el sillón con el gato encima que no se quiere mover.

Juan se recuesta y quedamos uno al lado del otro.

No hablés más boluda, dale.

Me callo, acaricio el gato. Juan no habla.

Estoy boca arriba y de golpe Juan me abraza. Ay ¿Me va a dar un beso?

Capaz no. Capaz es un Rolando.

Quedamos abrazados así un rato. Cinco minutos pasan y nada.

Me pongo ansiosa y por la ansiedad no me caliento.

De golpe se me acerca más.

Me da besos en el cuello y en la cara.

Un minuto dándome besos en la cara.

Minuto y medio y de golpe me da un beso.

Chapamos.

 

Pasamos 10 minutos así.

Besa como Rolando, qué peligro. Termino siempre yonkie de los pibes que chapan así.

¿Cogeremos?

 

Ahora son las 9, es re de día.

Me da cosa que llegue Lola y me separo de su cara.

“Che, son las nueve” le digo

“Dale, dale, yo me voy”

Bajamos de la mano. Nos damos un beso en la puerta.

Nos quedamos abrazados.

Che me parece que me gusta EN SERIO la puta madre.


Adolescente a los 40 - El sueño fue un sueño

 







#

Adolescentealos40

Fragmento

.

Estoy en la shit absoluta. Hace frío.

 

Me escriben Marian, Guille y el resto pero no respondo.

Guille me escribe además a nuestro chat GUIONES.

Lo dejo colgado.

 

Nada tiene sentido de nuevo, solo que esta vez tengo la edad de la canción de Arjona. SEÑORA DE LAS 4 DÉCADAS NO INSISTA EN REGRESAR A LOS 30.

No puedo creer que soy más vieja que Arjona cuando hizo esa canción.

QUÉ DEPRESIÓN. Y encima sin épica.

 

Me gusta el frío así que salgo a caminar COMO UNA VIEJA.

Estoy por Montevideo y pasa un padre con un bebé a upa y dos nenas que corren. Una tiene una pollera de colores y una vincha de unicornio.

Claro la gente debe procrear para ocuparse el domingo con los hijos y así evitar el suicidio.

Bah, conozco padres que se suicidaron así que no debe ser por eso.

 

¿Todo me va a salir mal siempre? ¿O estoy exagerando?

La felicidad al final son esos 3 o 4 encuentros con el chico que te gusta tirados ahí entre un mar de bolsas de basura simbólicas. Fffff qué poeta.

Qué mal escribo.

 

Me siento en el Tea Connection de Montevideo y no sé cuál.

Bien cheto, así me olvido lo pobre que soy. No soy pobre, pero explicame cómo verga voy a pagar las cuentas si todo sigue aumentando.

Y esa productora que nos rebota sistemáticamente los proyectos.

 

Abro WhatsApp y Guille me sigue escribiendo cosas del guion.

Yo solo quiero que me escriba el Hegemónico y obviamente no me escribe.

HEGEMÓNICO TE ODIO.

No entiendo cómo pasamos de sus ‘me encantás no veo la hora de verte’ y todas esas frases de mierda que se podría haber evitado, a pasar días enteros sin escribirme.

LA VIDA ROBERT, LA VIDA me respondería Rolando.

No lo puedo creer ¿Sigo siendo la Robertita de Loser? ¿ES JODA ESTO?

Guionista de mi vida te pido UNA.

Tirame UNA. Ok con haberme inventado un vínculo que no existe AGAIN, pero no sé, dame plata al menos, así equilibro.

ALGUNAS COSAS SALEN MAL canta no sé quién porque cuando estoy muy del orto dejo que Spotify me musicalice solo.

¿Son señales de mi abuelita muerta que me habla a través de las canciones, como dicen los de Bendito ig?

SIEMPRE TE TENDRÁS, LA MENTE ES TU MEJOR AMIGA canta otro.

Mi mente es mi peor enemiga pibe ¿qué decís?

Desde que me levanté a las, no sé, 4 de la tarde que encima de despertarme de un sueño tortuoso que no recuerdo, bah sólo tengo imágenes; pero digo, mi mente desde ese momento no para de tirar listados de cosas que no hice aún.

¿Qué soñé?

AY LA PUTA MADRE otra vez con el Hegemónico.

Algo que me daba angustia sino no me voy a despertar así. 

Ahora me viene una imagen: El Hege me decía “Venite que estoy solo”, pero yo veía ese mensaje tarde y ya estaba en Palermo con Maxi y sus amigos de básquet, pero estábamos en plan amigos. Yo en el sueño estaba separada de Maxi, pero me daba cosa decirle “Che los dejo, me voy a lo del Hegemónico” Pero de esa escena, el sueño pasaba a otra escena en donde el Hege estaba transmitiendo por Twitch una conversación que tuvimos y que él grabó con su celular sin que yo me diera cuenta; así que todo su público escuchaba cómo yo me le declaraba.

LE LLORABA PIJA porque eso no fue una declaración, estúpida.

Ay dios me quiero matar porque está bien, el sueño fue un sueño pero la declaración en el sueño era parecida a la que le hice en ese audio larguísimo. EL PODCAST.

 

Yo no puedo creer en serio la edad que tengo. Tal vez tenga un retraso madurativo. Tal vez como ME HICE SEÑORITA a los 9 quedé ahí atascada.

El estado debería dar un subsidio a la gente que sufre la menstruación DE MIERDA desde antes de los 13.

Te quita calidad de vida y te pone un pie en el neuropsiquiátrico constantemente.

O capaz es el Hegemónico el que me hace poner un pie en el asylum.

TE ODIO HEGEMÓNICO.

Lo repito a ver si me pasa en serio porque FAKE IT TILL YOU MAKE IT dicen los coachs.

Pongo stop en Spotify porque todas las canciones me hacen pensar en el Hegemónico. Incluso las que no me hacían pensar en él.

 

Llamada perdida de Guille.

No puedo escribir nada Guille no me presiones.

No leo los 48 mensajes pero le mando un audio: “Ahí leo todo pero se me ocurrió que capaz podemos incorporar un personaje que sea re hegemónico, que la busque a ella hasta encontrarla y después cuando la encuentra se ponga como pelotudo y la protagonista viva toda la rotura de corazón y eso”

 

Un tatuaje de una silla de plástico







Nos sentamos a comer y Mariana nos grita “BOLUDOSSSSSSSSSSSSS VAYAMOS DESPUÉS A ESTA FIESTA QUE NOS INVITA MI AMIGA DE NUEVASHOR DALE NO SEAN VIEJOS DE MIERDA VAYAMOS VAYAMOS VAYAMOS VAYAMOS VAYAMOS”

Guille me mira y en su mirada entiendo que se quiere pegar un tiro.

Llega la mesera y Mariana le pregunta toda la carta.

No estoy para salir y por la cara que me puso Guille es obvio que tampoco, pero agarro el teléfono y veo que Marian ya pasó la dirección al chat de todo el grupo.

Salimos y Mariana para un taxi.

En el viaje nos cuenta que la amiga de NUEVASHOR le avisó que la fiesta se llama Fiesta Tinder porque el pibe que organiza invita a todas las minas de Tinder con las que salió en el año; y que además repite esta fiesta todos los años.

Guille le dice: “Pero boluda, no entiendo. Re poca gente va a haber si van solo las chicas con las que el pibe salió por Tinder”

Mariana nos explica un poco más sobre la fiesta. Va mucha gente de muchos lugares pero tiene esa rareza de lo de las pibas de Tinder. No se le entiende mucho porque está demasiado exaltada y Guille y yo estamos demasiado deprimidos.

Llegamos y hago un escaneo rápido. Toda gente de 20 y 30.

Mariana grita porque se encontró con alguien,

Dios. No soporto a la gente joven hoy.

Mariana nos presenta a una chica que a su vez está con todo un grupito de hialurónicas.

Guille me codea y sé que el codazo debe ser por su obsesión con los rellenos en caras de gente joven.

Tenemos toda una cadena de mails con fotos sobre esa temática. El nivel de incorrección política que manejamos con Guille me da alegría porque creo que con ningún amigo soy tan llibremente hija de puta. Y siempre con el verso de que nos va a servir para algún guión.

No soporto el trap que suena o LO QUE SEA que sea que suena y como Mariana se pierde entre las hialurónicas me siento en un banquito.

La impunidad de la vejez.

Guille me avisa que se va a buscar algo para tomar y cuando avanza se choca a Mariana que ya está medio en pedo.

Mariana le grita: “Boludooooooooo escucha esto!!!” pero ahí dejo de entender qué le cuenta porque la música está cada vez más fuerte y yo estoy cada vez más vieja. 

Agarro el teléfono y me pongo a ver mensajes viejos en el chat conmigo misma. 

Doy play a un audio que me automandé el otro día y soy yo llorando y caminando por la calle.

Vuelve Mariana y me grita: “Boludaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa te presento ella es Agus!!”

No puedo disimular mi cara de culo. No sé para qué vine.

Esta Agus está totalmente borracha, o algo.

Grita: “Amigaaa no me da bola. Cero responsabilidad emocional. Encima cuando llegué en un momento me dijo ‘No quiero estar más acá parado con vos porque no paras de hablar. Tenés problemas de verborragia graves, me voy’ ¿¡COMO ME VA A DECIR ESO AMIGAAAA?!” 

Mariana le dice: “Nooo ¿y que le dijiste?”

Y la chica grita: “¡Y lo obligué a coger!” 

La miro a Mariana y Mariana me mira. 

La chica sigue: “Escuchame fui a coger ¿cómo se va a echar atrás asi? Pero bueno, cogimos así nomás recién en el baño, no hicimos lo de siempre. Mirá”

La chica se levanta la remera y tiene marcas en el cuerpo.

Me asusto un poco.

Esto ya es un circo. Debería estar escribiendo todo lo que está pasando porque es material para novela

Yo estoy muda mirando a la chica y Mariana le dice: “¡Ay no! ¿¿¿Qué te paso???”

La chica dice: “Esto es de ayer. Cogí con un amigo que le gusta lo mismo que a mí: que me empujen a los changuitos de supermercado” 

Saco el teléfono y empiezo a escribir todo esto.

Mariana se ríe.

Se acerca un grupito de 20ñeros con dos de las hialurónicas bailando y Mariana y esta tal Agus se ponen a bailar con ellos.

Guille se perdió no entiendo.

De repente uno de los 20ñeros dice “¡¡Mira lo que me tatuó ayer ella!!”

Se levanta la remera y tiene un tatuaje de una silla de plástico. 

Todos gritan y festejan el tatuaje.

“Es hermosoooooo”

“Naaaaaaaaa boluda te zarpas”

Me levanto del banquito, la agarro a Mariana y empiezo a caminar.

“Marian necesito irme, me va a dar algo”

Lo veo a Guille que está parado con cara de aburrido con un vaso y tiene gente atrás saltando.

Marian me suelta y se pone a bailar con otra gente que saluda.

De repente me vibra el teléfono.

Ernesto: “Ey nena ¿cómo venís ahora como para vernos?”

LA PUTA MADRE.


Las remeras negras son las más calientes






Qué delirio cumplir 46. No estoy preparada. Tampoco estaba preparada para los 28, ni para los 34, ni para los 39, ni para los 40, ni para los 41, ni para los 42. Y la pandemia. Entonces me quedé en la edad que cumplí en el 2019: 43. Que en realidad no me quedé ahí, me quedé en los 42 porque ni me acostumbré a los 43 porque al toque vino la pandemia. LA LOCA COMPENSADA CON LOS NÚMEROS Y LAS CUENTITAS soy. Y si tienen llave, corchete y paréntesis MÁS SEGURA ME SIENTO. Y si tienen potencias negativas DIRECTAMENTE SOY LA PERSONA MÁS CUERDA DEL MUNDO. Qué paja sigue siendo cumplir años en diciembre, entre fiestas. Bueno ya ni tanta paja igual porque no festejo más las fiestas. MI MAYOR LOGRO lo tengo que poner en la bio de ig: NO FESTEJO FIESTAS. Pero bueno, el 25 a la tarde salí en busca de un café abierto, cosa que me costó porque ya sabemos que el 99% de la gente festeja fiestas y le es plan el 25 seguir con la familia y la ensalada rusa ¿Y NADIE QUIERE LABURAR ACASO? ¿NO VAN A ABRIR LOS CAFE, CAFES, CAFESES? Caminé un poco por Palermo porque estoy empezando a sentirlo como una resistencia. NO LES VAMOS A ENTREGAR PALERMO pienso como si hubiera un NOSOTROS que resistimos a la mierda que se viene convirtiendo Palermo desde hace años. Pero ya no hay nosotros. Y Palermo está colonizado por gente que en el ‘98 no hubiera siquiera caminado una cuadra por ahí y como vivo en el pasado, me pesa. Me molesta la actualidad de Palermo. Está bien no te digo el ‘98 porque ya es hacerse la no se qué, pero aunque sea el Palermo del 2003. Me indigné pero seguí caminando por Palermo que es Miami en algunas cuadras y Villa Gesell ‘96 en otras y de repente me crucé de frente con una familia. Madre, padre, niño de 7 aprox, niño de 10 aprox Por dios qué angustia. No la familia en sí, sino una familia, los 4 arreglados, con el pelo mojado de haberse bañado recién, yendo a algún lugar para SEGUIR FESTEJANDOOOOO. Más miedo que Martes 13.


Al final logré encontrar un café abierto. Saqué la compu para escribir y no escribí nada, me dediqué a escuchar la conversación de las parejas que tenía a izquierda y a derecha de mi mesa.

A la derecha había una pareja reciente. Se contaban demasiadas cosas estúpidas como “yo cuando salgo con mis amigas bla” así que eso me hizo pensar que se habían conocido en alguna aplicación. Él no era ingarchable sino ya directamente inaceptable desde todo tipo de aspecto: estético, auditivo, de movimientos. Todo era un asco y lo peor es que le canchereaba a la pobre piba que sí, la verdad se la oía bastante estúpida pero ÉL ERA MÁS ESTÚPIDO así que no se por qué mierda le canchereaba.

Del otro lado una señora y un señor que no logré entender si eran pareja, primos, madre e hijo que lo tuvo muy joven.

En un momento charlaron sobre una remera negra.

La señora le dijo: “¿Y qué vas a hacer con la remera negra?”

Y el señor le respondió: “Nada. La voy a dejar ahí”

Hicieron un silencio y el señor siguió: “No me gustan las remeras negras. Las remeras negras son las más calientes. Distinto es una camisa que te la ponés de noche, pero la remera es para ponérsela al sol. No me gusta”