12.8.17

El nene que me bancó de entrada







Sueño.
En el sueño tengo que hacer una muestra o una feria de ilustraciones, algo así.
No llego a ocuparme yo porque alguien me consigue de onda el lugar y cuando llego a colgar dibujos, veo que el lugar es una casa de velatorios.
Me impresiona, porque al toque linkeo con lo de la energía del lugar y el sufrimiento que debe haber quedado enquistado en el lugar, no por los fallecidos, porque en el sueño pienso que la muerte no existe, pero sí por los familiares de los fallecidos que no lo comprendieron, pero cuando miro, ya colgaron todos mis dibujos y tengo que quedarme. No me queda otra.
Hay dos salones muy separados que no dan a la calle, y la entrada esta como taponada con un volumen que no lo gro darme cuenta cuando lo miro en perspectiva, digamos en la realidad del sueño, pero al mirarlo me lo imagino en planta y veo en planta el volumen que tapona todo el acceso principal.
Lo evalúo mentalmente como diseñado para el orto, pero obviamente que tiene que ser un espacio cuidado porque sino se ven desde la calle los muertos.
Hay comida y una pantalla enorme 
Busco algo para comer pero me pongo medio germofóbica.
Mmm, de dónde sacaron la comida? Cómo la almacenaron? Mira si había algun bichito o algo?
Dejo la comida sin comer, que son como unos saladitos chiquititos y miro a ver quien vino.
Pasó un rato y no vino nadie de afuera. Sólo hay amigos al rededor, pero en realidad no conozco a nadie, ni idea quien es esa gente, pero en el sueño, son amigos.
Me dicen "Rober, pongamos una peli" me acerco y ellos ya pusieron algo como dibujos animados pero no naif, sino medio irónicos los diálogos, y las escenas son medio delirantes, no se si surrealistas, no entiendo nada y ahí me doy cuenta de que soy de otra generación. Ellos son todos millenials y les digo medio ortiba "No, no, poneme una de Olmedo, Porcel y Moria"
De repente estoy en un bondi que va a provincia.
Yo no voy a provincia porque me pierdo, y se que tengo que bajar antes de que cruce General Paz porque sino cagué.
Pero en un momento veo que ya estamos subiendo a una autopista, o a General Paz, o algo así borde y miro al pibe que tengo al lado y le digo "Uhh cuál es la próxima parada? así me bajo porque yo no voy para provincia"
El pibe me mira de reojo con sonrisita medio forra y me dice "Y, no, ahora hasta Luján no para"
CÓMO HASTA LUJÁN?!?! NO NO ME BAJO ME BAJO
El chofer me mira y veo que es una combi no un bondi, y me dice: "Yo si querés te bajo acá pero no se cómo vas a salir proque abajo es Fuerte Apache"
No me dice Fuerte Apache pero se me representa Fuerte Apache en mi mente, como la apoteosis del lugar peligroso por definición, si bien no quiero estigmatizar en el sueño, obvio.
Me bajo y camino despacito con miedo
De golpe estoy adentro de un edificio pero todo es tipo Matrix cuando van a buscar a no se quién, que son edificios que viven miles y miles de personas, tipo 20 por depto.
Agarro la cartera como cuando tengo que caminar por Corrientes y Callao, y camino, medio cagada.
Me cruzo a dos o tres caripelas que me miran y yo pienso bueno si me hacen algo, doy batalla ya fue.
Tampoco esta bien catalogar por la caripela, pero bueno, me da miedo como me miran.
Al final me cruzo con un pibe con una cara de bueno fatal que me dice "Te acompaño" y me lleva a su casa.
En su casa están su madre y su hermana, que es una chica gordita medio comungida y con cara de triste.
Estoy un rato ahi con esa familia y el nene desaparece.
De repente estoy con un pibe, y los dos nos tenemos que escapar.
Así re de golpe.
Y siento que se va a hacer de noche y me voy a agarrar un cagazo madre.
La cuestión es que la chica compungida nos acompaña, pero en un momento nos abandona y la vemos a 50 metros con otra piba. Caminan juntas y de repente chapan.
Ahí me doy cuenta: la chica estaba compungida porque seguro la madre no le aceptaba la novia!
La cosa es que no se bien por qué ahora volvemos a estar en la vivienda esa con todos sentados a la mesa y con el pibe que estoy decidimos irnos de una buena vez.
Saludo a la madre y le digo "Gracias por todo"
Me dice "Bueno, ahora seguís sola, bajas cinco pisos y salís ahi al barro, caminás por el barro y en tres cuadras llegás a Corrientes"
"Dale", le digo
Saludo a la compungida y como me doy cuenta de que tendrá unos 17 no más, le digo al oido: "Nena oime no te pongas ya de novia al toque que descubriste tu sexualidad, salí a cogerte minas" y la compungida sonrie y se le ponen los cachetes colorados.
Como tengo miedo de que la reciente novia me haya escuchado, la saludo y le digo lo mismo: "Vos también nena, sali a coger, disfrutá"
Ahi la madre me da una carta que me dejó el nene que me bancó de entrada.
La leo, me emociono y salimos.
Bajamos los cinco pisos, caminamos por el barro y nos cruzamos con gente. 
Cuando estoy por llegar al final del camino lleno de barro en donde supuestamente engancho con Corrientes, me despierto.






No hay comentarios:

Publicar un comentario