19.3.20

Diario de pandemia - Día 3








Día 3. Miércoles

Me despierto con Y NO AGUANTO ME DUELE TANTO ESTAR ASÍ en loop.
No sé si la está escuchando la vecina o viene desde afuera.
Me levanto.
Salgo del cuarto y sostengo mi postura de que hoy también hay que quedarse
“Pero en algún momento vamos a tener que salir a comprar más cosas”
Quiero dejar para mañana lo que pueda hacer hoy.
“Ay porfiiiiiiiiii veamos mañana”
Lo convenzo y vuelvo al dormitorio.
Pongo A24 en el teléfono y hay un movil en la puerta de un supermercado en Urquiza mostrando cómo le toman la temperatura con la pistolita en la cabeza a la gente.
La cronista se acerca y le pregunta “Cuánto tiene de temperatura?”
“33 grados”
Pero esa chica está muerta o ese termómetro no sirve.
Al final después de todo ese circo, la chica muerta entra.
Youtubeo mantra chakra mudra.
Ya fue SIENTO QUE NECESITO ALINEAR LOS CHAKRAS tenga o no valor científico esto.
Hoy tendría que haber estado en la primera clase de Algebra 1 y la facultad va a estar cerrada hasta abril. ES RE ALGO ESE SIMBOLISMO.
Voy al primer video que aparece que es un chabón al aire libre sentado en loto. Se escuchan más los pájaros y los camiones que pasan por ahí que lo que dice y eso me pone MUY NERVIOSA.
El mantra que corresponde al primer chakra se llama LAM y es rojo.
Ay como LOS ANGELES DE LA MAÑANA.
Freno el video ese y busco LAM.
Uy no Nazarena salí de acá.
Vuelvo al video del chabón en el pasto y hago los mantras desde el 1 al 7 porque flasheo que hacer eso es lo de la serpiente kundalini.
No se que es la serpiente kundalini.
Termino y tiro tres shantis pero en mi mente me lo dice Soraya como si estuviéramos en yoga.
AY DIOS MIO QUE PAZ. PERO QUE BELLA ES LA VIDA. QUE LINDO ES ESTE DORMITORIO.
Mando por watsapp el video a media lista de amigos y me pongo a predicar la palabra del señor pero en esta nueva religión que acabo de fundar EL SEÑOR son estos mantras.
Dejo el teléfono y me quedo inmóvil arriba de la cama hecha.
Creo que pasa media hora y me empieza a dar frío así que manoteo una mantita y me envuelvo.
No me puedo mover. ¿Qué tenían esos mantras?
No sé cómo se hacen las 5, después las 6 y cuando vuelvo a mirar son las 8 de la noche.
No entiendo nada.
Mando audios en un estado mental amébico. O sea de ameba.
Así debe sentirse estar en el fondo del mar pero sabiendo respirar abajo del agua, obvio.
Son las 9 y hay 97 contagiados.
Evito todo este rato entrar al artículo de infobae “cuánto dura el virus en las distintas superficies”
Me miro al espejo y tengo el ojo izquierdo más chico que el derecho.
No puedo entrar en pánico por posible ACV así que me pongo delineador en ambos ojos para empatar el tamaño y porque si llega la muerte que me encuentre delineada.
Casi nadie menciona el aburrimiento hoy.





No hay comentarios:

Publicar un comentario